Generic selectors
Buscador
Buscador
Buscador
Post Type Selectors
Logo IHE
Generic selectors
Buscador
Buscador
Buscador
Post Type Selectors

¿Hacienda somos todos? El fraude y los guardianes del sistema

“Si usted cree que me ha entendido, entonces no me he explicado bien”. Esta frase se le atribuye al “legendario” ex presidente de la Reserva Federal (Banco Central) de los Estados Unidos, Alan Greenspan, en una comparecencia en el Senado de los Estados Unidos, donde se puede observar cómo no resolver dudas. Traigo aquí esta cita para que veamos que no sólo en el ámbito fiscal hay un déficit de claridad e información.

Pero también lo sigue habiendo en el ámbito fiscal, y ésta es una de las razones por las que he actualizado mi libro “¿Hacienda somos todos? Impuestos y fraude en España (Debate 2014-2022), que ya está a la venta. Además, creo que resulta necesaria una visión práctica de los impuestos, es decir sobre lo que son los impuestos en la realidad. Y como la realidad cambia, he actualizado el libro.

Creo que sigue siendo cierta la cita con la que abro el libro: “Los impuestos son el precio que pagamos por la civilización, en la selva no existen” (Oliver Wendell Holmes). Pero también es cierto que a casi nadie le gusta pagar impuestos, por lo que el fraude es consustancial a los impuestos y una Administración Tributaria es imprescindible.

Un ejemplo paradigmático es el de las famosas SICAV (sociedades de inversión de capital variable), que han hecho correr ríos de tinta. Estas sociedades, a las que dedico un capítulo en el libro, son, o quizás mejor dicho deberían ser, instituciones de inversión colectiva. En ellas, una pluralidad de inversores pone conjuntamente fondos para acometer inversiones y buscar rentabilidad. Las instituciones de inversión colectiva, por ejemplo, los fondos de inversión tributan en el impuesto de sociedades al tipo del 1%, frente al tipo general del 25% de la mayoría de las sociedades.

Recientemente, la ley 11/2021 estableció un nuevo requisito para estas sociedades, cada uno de sus socios, que seguían siendo un mínimo de 100, debía haber realizado una inversión mínima de 2.500 euros. Esto ha entrado en vigor el 1 de enero de este año, pero muchas SICAV se han disuelto. La razón es que la Administración competente para supervisar el cumplimiento de los requisitos fiscales ya no es la CNMV, sino la Agencia Tributaria. Ésta es una vieja reivindicación de la Asociación de Inspectores que siempre ha considerado que el cumplimiento de los requisitos fiscales lo debe verificar la Agencia Tributaria y no el servicio veterinario de la Armada, el ministerio de Agricultura o la CNMV. Esta devolución de competencias a la Agencia Tributaria ha pasado desapercibida, aunque no tanto como el cambio de competencias original que se votó en el Congreso el día en que se aprobó el matrimonio homosexual.

Este hecho, la devolución de competencias a la Agencia Tributaria, iba a provocar una masiva fuga de capitales de España, ya que en la gráfica expresión de la ex vicepresidenta del gobierno, Elena Salgado, “los capitales se mueven a la velocidad de la luz”. Esta fuga de capitales no se va a producir. ¿Cómo estoy tan seguro? Les podría decir que se lean el libro (de hecho, se lo recomiendo, es una gran idea), pero les voy a avanzar algo: la inversión de las SICAV no se puede “fugar” al exterior porque ya lo hizo. Según datos de la CNMV, entre 2012 y 2020 la inversión en valores en España de las SICAV cayó un 70,5%, mientras que la cartera exterior aumentó un 92,65%. En 2020, según los últimos datos disponibles antes de nueva ley, menos del 14% de las inversiones de las SICAV se hacían en acciones o deuda españolas. Ya hubo una fuga de capitales de las SICAV, que coincidió con la recuperación económica, y de la que probablemente el lector no se haya enterado.

¿Es un beneficio fiscal pagar sólo el 1% y poder diferir casi indefinidamente la tributación en sede del socio? Le dejo la respuesta al lector (mi opinión la tienen en el libro), pero, en teoría el beneficio fiscal sigue existiendo con unos requisitos muy similares. Sin embargo, muchas SICAV se han disuelto, porque, evidentemente, sus accionistas pensaban que no iban a cumplir los requisitos, y que se los iban a comprobar. El ejemplo de las SICAV es paradigmático de bastantes cosas y, entre ellas, que no es lo mismo la teoría que la práctica en los impuestos, y, sobre todo, que un sistema fiscal vale lo que vale la Administración Tributaria encargada de gestionarloNo es lo mismo un beneficio fiscal que controle la CNMV que un beneficio fiscal que controle la Agencia Tributaria.

El estudio de la Administración Tributaria no se suele abordar en los libros dedicados a los impuestos. Pero, como hemos visto antes, sin la Administración Tributaria, y sin explicar los mecanismos de defraudación, no se pueden entender los impuestos en la realidad. El problema es que esto va cambiando, incluso más que el sistema fiscal, y exige cifras, que además hay que actualizar. Esto es lo que he hecho en la nueva edición de ”¿Hacienda somos todos?”, aunque queda una cifra que permanece: el 666, el número de la Bestia. En el Apocalipsis de San Juan, y en concreto en los parágrafos (13:11 a 13:18) está la explicación de algunos de los problemas de intercambio de información entre Estados…

En el libro también hablo, un poco, de política, en lo que se relaciona con la Administración Tributaria y los impuestos.  Porque, los impuestos no son sólo política, pero también son política. Por ejemplo, en el libro explico los diversos acuerdos políticos para dotar de medios a la Administración Tributaria, el presupuesto de la Agencia Tributaria, o también los nuevos instrumentos de Recursos Humanos para incrementar la capacidad operativa y funcional de la Agencia Tributaria que habilitó el Real Decreto Ley 13/2017, junto con el aumento de plazas en los cuerpos de funcionarios dedicados a la lucha contra el fraude y al control del gasto público, en cuya redacción participé cuando estuve en el Congreso durante unos años. Por cierto, este Real Decreto Ley fue aprobado por unanimidad en el Pleno del Congreso, aunque esto suene increíble en estos tiempos.

Ocho años después, y agradeciendo las aportaciones de muchos compañeros, aquí tienen la nueva edición actualizada de mi libro de impuestos, economía, fraude y algunas otras cosas.

Si lo leen, espero que les guste tanto como me gustó a mí escribirlo (incluso reescribirlo) y les espero por aquí para continuar el debate sobre, impuestos, fraude, Hacienda y el precio de la civilización… en 2022.

Francisco de la Torre Díaz. Inspector de Hacienda del Estado, ex – diputado en el Congreso y autor de “¿Hacienda somos todos? Impuestos y fraude en España” (Debate 2022).

Francisco de la Torre
Francisco de la Torre

Inspector de Hacienda del Estado

¿Hacienda somos todos? El fraude y los guardianes del sistema
157 lecturas

Otros artículos recientes

Comparte este post

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn