Generic selectors
Buscador
Buscador
Buscador
Post Type Selectors
Logo IHE
Generic selectors
Buscador
Buscador
Buscador
Post Type Selectors

LOS VALORES

Durante años un equipo de futbol español paseaba por las verdes veredas, enseñando los valores de algo más que un club, levantando en sus actuaciones un aura de aplausos, elevando sobre las nubes un deporte, dignificando con su juego un humilde balón, embriagando con sus pases a los atónitos espectadores de todo el mundo.

Las escuelas de negocios internacionales más prestigiosas adornaban sus “master clases” con proyecciones visuales de última tecnología en las que se ensalzaba el ejemplo de marca, su cantera, “La Masía”, venerada no solo por sus vastos conocimientos futbolísticos, sino porque cualquier padre del más remoto país podía confiar a sus hijos a la afamada institución con la garantía de que sería educado en los más altos estándares de fraternidad, ejemplaridad, prudencia y toda clase de virtudes humanas.

Su equipo batía toda clase de récords, sus entrenadores eran alabados como gurús del conocimiento, trascendiendo el mundo del deporte para convertirse en iconos sociales Las críticas de algún malhumorado entrenador portugués acusando cierta complacencia arbitral eran ridiculizadas en los medios de comunicación. El logro Guinness de setenta y ocho partidos sin recibir un penalti en contra, ¡746 días!, más de dos años, solo podía ser una casualidad fruto de la envidia acomplejada ante la isla de sueños, el mejor espectáculo del mundo.

Los infieles, aquellos que no profesaban la fe en el estilo y el nuevo fútbol, alertaban de otra rareza: el equipo que arrasaba en las competiciones españolas fracasaba en Europa, de tal forma que desde 2015 no disfrutaba de las mieles del éxito, cosechando en algunas ocasiones humillaciones igualmente históricas.

Lo que parecían elucubraciones ideadas por forofos paranoicos se han visto confirmadas en los últimos días. El jefe de los árbitros, el señor Enríquez Negreira, ha percibido 1.685.142,8 de euros a través de una sociedad interpuesta, Dasnil 95, S.L. Después de tantos años de sospechas, las pruebas se han obtenido por los informes de la Agencia Tributaria.

Ante las noticias, el ex presidente del Barcelona, Josep María Bertomeu, ha reconocido que dichos pagos a los árbitros finalizaron por una “política de recorte de gastos” y ha desvelado que los informes existían “por lo menos desde 2003”.

Con independencia del golpe a la integridad de la Liga y del descrédito que supone dichas conductas dirigidas a alterar el resultado de la competición, quiero destacar la actuación independiente de los funcionarios de la Agencia Tributaria, los que encarnan los verdaderos valores. Dicha integridad deriva de que los inspectores, técnicos de hacienda, agentes y funcionarios han accedido a su cargo por un sistema de oposiciones basado en los principios de mérito y capacidad y no deben su cargo al político de turno.

Dicho sistema se está cuestionando por el actual Gobierno, abriendo la puerta a cambios que incorporan el acceso a la función pública basado en aspectos subjetivos y discrecionales, con lo que cualquier ciudadano puede pensar que la finalidad de las reformas no es otra que la de asegurar votos y afiliados.

Los funcionarios públicos y, en concreto, los inspectores de hacienda, hemos manifestado nuestro rechazo a transformar un sistema que ha demostrado que funciona bien en un modelo más “sencillo y accesible” que contente a políticos y sindicatos.

“Las oposiciones son el resultado de la evolución de sistemas de selección profesional. Supone un reajuste del favoritismo y concesión graciosa y responde a la concepción francesa del Estado surgido con la revolución francesa. El artículo 103 de nuestra Constitución regula el acceso al empleo público según los principios de mérito y capacidad. “(extracto de “El secreto del éxito en las oposiciones”)

Al Capone delinquió durante décadas y sembró el terror hasta que fue detenido en 1931, no a causa de sus innumerables crímenes, sino por evasión de impuestos. Eliot Ness alcanzó la gloria retratando dicha época de la ley seca en sus «Intocables», pero el artífice de su captura fue la Agencia Tributaria estadounidense, en concreto un simple agente.

En nuestro caso, la competición ha estado sujeta a manipulación durante varios años y solo ha sido la actuación de la Agencia Tributaria la que ha permitido obtener las pruebas. Les formulo una pregunta, si dicho informe hubiera sido obtenido por algún funcionario que debiera su cargo al criterio de algún político, ¿creen que habría salido a la luz?

Pablo Fernández Miser

Inspector de Hacienda del Estado. Autor de los libros «El abogado del Porsche» y «El secreto del éxito en las oposiciones»

457 lecturas

Otros artículos recientes

Comparte este post

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn